Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘costumbres’ Category

Teta “NOW”!

Si alguien me hubiera dicho, cuando Antón nació, que a los dos años todavía estaría tomando teta a toda hora, no lo habría creído (y habría pensado que esa persona estaba loca). Pero a semanas de cumplir dos años, acá estamos con la teta “a full”.

Sin duda, los dos lo disfrutamos mucho pero llegó el momento de comenzar el temido destete. En primer lugar porque estoy débil y siento que mi cuerpo necesita un descanso. En segundo lugar porque Antón ya es grande y  me incomoda cada vez más que pida teta en cualquier momento y lugar o me levante la ropa como exigiendo un derecho.

Hace poco, en un subte repleto de gente, empezó a gritar “teta now” “teta now” (así es como habla para casi todo) y como no accedí, el reclamo se convirtió en un llanto y gritos desgarradores que prefiero olvidar.

En este momento, toma teta 1) al despertarse, 2) antes de salir rumbo al jardín, 3) cuando vuelve a casa del jardín, 4) antes de dormir la siesta, 5) al despertar de la siesta, 6) antes de la cena, 7) antes de dormir y 8) durante la noche. Otra vez, si no lo hubiera anotado, ni yo lo creía.

No quiero hacer un corte drástico ni demasiado doloroso para ninguno de los dos pero si quiero reducir la frecuencia en forma significativa “now”. Ya lo intenté un par de veces (sin demasiada perseverancia) y no tuve éxito. Ahora decidí empezar con un método que leí en un sitio web de madres desesperadas por destetar a niños y niñas de más de 2 años.

El método consiste en ponerse limón (también leí vinagre o una mezcla de hierbas y gengibre, pero el limón me parece lo más simple) en las tetas y cuando pide decirle algo: que las tetas están lastimadas (eso uso yo); que están cansadas; que él ya es grande y por eso el gusto feo, etc, etcétera.

Hoy empiezo… ya contaré como vamos.

Actualización

Desde que escribí ese post ya pasaron unas dos semanas. Empecé el 20 de enero y Antón ahora solo toma teta durante la noche. Vamos lento pero bien.

Llevo medio limón en el bolsillo y me pongo (sin que Antón se de cuenta) cada vez que veo venir un pedido de teta . Sigue pidiendo cuando está con sueño o molesto pero junto con el limón le digo que él ya es grande, que las tetas tienen “nana” y que tienen que descansar, etc, etcétera. Se queja un poco pero está entendiendo.

Lo que me sorprendió es que ni bien empezamos, me dijo que me ponga curitas así se ponen “me or” (mejor) pronto. O sea, cuando me pide teta, me dice “u ita mami” (curita mami) y me tengo que poner curitas, jaja.

Es muy dulce. Lo de las curitas también tienen el doble efecto de que al verlas, sabe que no hay teta.

Anuncios

Read Full Post »

El Park Slope Food Coop

Desde hace un poco menos de dos años, Matías y yo somos miembros del Park Slope Food-Coop: una cooperativa de verduras, carnes y todo tipo de alimentos. Es algo así como un supermercado (con algo de centro cultural/social) en donde todos los miembros tienen que trabajar para poder comprar. De ese modo los productos disponibles son de lo mejor que hay (orgánicos, de granjas de la zona) y al mejor precio.

Hay varias cooperativas de este estilo en EEUU pero esta es la más antigua (se fundó en 1973) y tiene más de 15.000 miembros. Para ser miembro hay que participar de un taller/cursillo donde te explican como funciona el modelo y los derechos y obligaciones de cada miembro.

El principal requisito para asociarse, comprar y participar de las actividades es que toda persona adulta en un hogar debe trabajar 2 horas y 45 minutos cada cuatro semanas. Durante el curso te explican las distintas áreas y grupos de trabajo para que selecciones en cuál trabajar. En algunas posiciones (como en caja) hay que hacer un curso de capacitación antes de empezar. Como hay tantos miembros, hay pocas vacantes para los puestos más interesantes –y los mejores turnos. Así es que tanto Matías como yo ingresamos como repositores un día de semana a media mañana (creo que el turno era el primer lunes de cada mes de 10am a 12.45pm).

Como repositora tuve que trabajar en el depósito y organizar y ordenar los productos que ingresaban al supermercado por área (panes, carnes, yogures, quesos); reponer las verduras del piso de ventas, doblar cajas y hacer un recuento de los productos disponibles en cierto sector de la tienda.

Por suerte al poco tiempo conseguí un puesto en uno de los sectores que me interesaban: procesamiento de alimentos. Ahí trabajaba ante una gran mesa rectangular con otras 5-7 personas preparando bolsitas de distintos alimentos (aceitunas, nueces, frutas especiales, tes, dulces, etc), de especias, cortando quesos, pesando y empaquetando frutas frescas y secas y varias cosas del estilo. Lo mejor de ese trabajo era que podíamos escuchar música, conversar y, probar todo lo que teníamos en la mesa o en los paquetes para armar: quesos exóticos, frutas secas, chocolates, lo que se te ocurra. Ese turno era algo así como el tercer viernes de cada mes de 4: 15 a 7pm.

El tema con los turnos de trabajo es que, aunque son menos de tres horas, son fijos y no se puede faltar. O sea, si por alguna razón no podes ir el día y a la hora que te toca, tenes que conseguir que algun otro miembro de la cooperativa te reemplace y haga tu turno (y vos el suyo). O bien, hacer dos turnos de penalización. Y son muy estrictos.
Además de los miles de miembros hay unos 65 empleados contratados (pagos) que son más parecidos a los sargentos de la policía que a los ejecutivos de una empresa privada. En serio dan miedo.

Aunque la cooperativa cuenta con una especie de guardería para los hijos de los miembros que están comprando o trabajando, Antón –cuando ingresamos– era demasiado chiquito para quedarse y después, no quería. Así que hubo varias veces que ir a mi turno en el horario pautado se complicaba ya que Matías tenía que estar disponible para cuidarlo en el horario en que yo trabajaba (y viceversa).

Así es que pedí cambio de equipo de trabajo y desde hace ya varios meses, dejé de procesar (y probar) comidas para trabajar en el cuidado de niños en la guardería. El trabajo no me gusta mucho pero paso los 2.45 minutos de mi turno (y el de Matías, que también lo hago yo) con Antón. La guardería es en una habitación bastante grande dónde hay un baño, un lavadero y muchísimos juegos, libros, juguetes para los niños que pasan el tiempo ahí.

Somos tres adultos que cuidamos hasta doce niños a la vez. No lo esperaba pero hablando con los padres y los chicos que cuido estoy aprendiendo muchísimo de la cultura local, pero eso es ya para otro post.

Read Full Post »

PSP

Vivir en Brooklyn tiene un algo difícil de describir. Para muchos es como pertenecer a un club de moda. Un club de gente con onda, divertida, progresista, que come sano, hace deporte, participa de eventos culturales, lee y –en algunos barrios– tiene hijos. Aclaro que esto no es así en todo Brooklyn donde también hay zonas muy marginales, zonas con altos índices de criminalidad y zonas muy sucias o lejos de lo que se considera comunmente “lindo”.

Nosotros estamos en el borde entre un barrio de gente “cool”, con hijos (y dinero) y otro barrio de gente más tirando a delicuente. Si caminamos para un lado, tenemos un parque sensacional, un museo, la sede central de la biblioteca de brooklyn, el jardín botánico y muchas actividades para niñas, niños y la flota de nannies que circulan con ellos. Si vamos en la dirección equivocada, el panorama cambia radicalmente y podemos morir baleados durante una pelea entre pandillas (no tanto, pero se entiende la idea).

La parte linda de Brooklyn que está cerca de casa se llama Park Slope. Como en Park Slope los niños y los recursos abundan, las familias suelen regalar, donar cosas y hacer muchas actividades solidarias. Un poco por eso es que a un grupo de madres/padres se les ocurrió fundar en 2002 un grupo yahoo para intercambiar información por email. El grupo se llama park slope parentes (o PSP) y cuenta con información de compra, venta y donación de productos (cunas, colchones, silla alta para bebé, ropa de bebé y niños, cochecitos), de búsqueda de nanny, consultas médicas, datos de escuelas, informes sobre lo que está pasando en el barrio, el clima, juguetes nuevos en el mercado, a dónde ir a veranear con chicos chiquitos, cuánto cuesta ir a Diney y un poco de todo lo que se les ocurra.

Dado que es un grupo de padres del barrio, para ser miembro hay que vivir en la zona y tener hijos. Desde el año pasado también cobran una inscripción pero si no la podes pagar, no hay problema. El grupo hoy en día cuenta con 4844 miembros, realizan informes, estudios sobre temas de interes (hace poco publicaron una encuesta sobre niñeras, donde contratarlas, cuanto pagar, etc) y tienen subgrupos temáticos: como padres que se encargan del cuidado de los niños mientras las mujeres trabajan, madres y padres de niños adoptados, madres y padres gays, madres y padres con hijos mellizos, trillizos, etc.

Por día se intercambian alrededor de 60-80 emails de los temas generales –que se pueden recibir en resumen diario, semanal o al instante– y otros tantos de los grupos específicos. Al principio puede ser adictivo pero como sea, es increíblemente útil.

El modelo se copió en otros tantos barrios de Nueva York pero creo que este sigue siendo el más activo.

A continuación copio algunos mensajes característicos:

Hi,
I hope I’m posting in the right section.

I’m almost 7 months pregnant, and unable to breastfeed due to a mastectomy. I’m trying to find ways to reach out to the Brooklyn community for extra breast milk. There are a few breast milk exchange sites, but so far I haven’t had any luck with them.

If anyone might know of organizations that support this, or even if you or someone you know are breast feeding and find you have more milk than you know what to do with, I’d love to start stockpiling and saving up! I’m due at the end of the year….

It would require a very painless, short screening process and would be forever appreciated.

Thanks,
Eva (mom to Jack and soon-to-be little Oliver)

A big bag of free toys, all in great shape. Age range is infant-3 years. Please pick up in Windsor Terrace. Thanks! Catherine

I am actively job searching. However, sending off resumes and making phone calls during my daughter’s nap is not cutting it. I need to step it up a notch.

I am looking for another parent to trade childcare with. I’ll take care of your child one day a week, and you will take care of mine one day a week. I would prefer a full 8 hour day but I’m open to shorter swaps too. A minimum of 4 hours however.

My daughter Téa is 15 months old, easy going, and so far has no stranger anxiety.

Please let me know if you are interested and we can work out the details.

Read Full Post »

Babysitting Antón II

Conseguir una babysitter copada no es fácil. Además, hay un tema económico. La mayoría quiere trabajar un mínimo de 5-6 horas diarias y varios días a la semana. Ese, en realidad, es nuestro gran problema.

Para los nanny share, teníamos que comprometernos a unas 40 o 50 horas semanales y no podíamos.

Ahora bien, uno de los nanny shares que no funcionó durante el invierno (por la cantidad de horas requeridas), se nos “re-abrió” para el verano porque una de las familias decidió suspender durante el verano. Es así que en julio Antón se sumó a Hannah y Noah algunos días de la semana. Hannah, la babysitter, es de Trinidad y tiene mucha experiencia. Trabajó en guardería y cuida a Noah –cuatro meses mayor que Antón– desde que nació. Además de ser una profesional y tener una gran muñeca, Hannah y Noah hablan en inglés que para nosotros es un plus.

El tema es que Hannah solo puede cuidar a Noah y a Antón juntos algunas mañanas (el día varía cada semana) así que seguíamos necesitando otra babysitter o, mejor aún, una guardería. El tema guardería es para otro post pero puedo adelantar que visitamos, llamamos y nos anotamos en muchísimas listas de espera.

Hannah nos recomendó a su sobrina Chrystal para que cuide a Antón los días que ella o Paty no podían.

Chrystal es una chica joven (24 años) y aunque tiene algo de experiencia, parece un poco insegura. A Antón le costó bastante adaptarse a Chrystal pero ahora son buenos amigos. Chrystal también es de Trinidad y habla con Antón en inglés.

Así, durante el verano, Antón alternó días con Paty, Hannah y Chrystal.

La próxima semana termina su ciclo con Hannah y Noah –sigue unas semanas más con Chrystal hasta que vuelva Paty de viaje– y… empieza part-time en un jardín: Natalie’s Sunflower

Vamos Antu!

Read Full Post »

Babysitting Antón I

Luego de dos intentos fallidos en  guardería (entre los 6 y los 10 meses), finalmente comprendimos porque motivo casi todas las familias en Brooklyn tienen nanny, babysitter o algo del estilo.

Más o menos cuando Antón tenía 11 meses intentamos comenzar un nanny-share que es un arreglo entre dos familias con niños de edades similares para que los cuide la misma persona al mismo tiempo. De ese modo, se reduce el costo para cada familia y los chicos tienen un amigo/a para jugar.

En ese momento la idea era genial. Henry, el otro nene, tenía 13 meses y vivía a muy poquitas cuadras de casa. La idea era que hagan base en la otra casa y la niñera los paseara juntos por el barrio. Desafortunadamente, no nos gustó la niñera que ellos eligieron y el acuerdó se rompió.

Intentamos buscar otros nanny shares pero ya sea por estilos de vida, por gustos, o simplemente por horarios, no conseguimos.

Así, llegamos a Barbara.

Barbara es una amiga argentina. Amiga de una amiga. Antropóloga y especialista en nutrición necesitaba agregar horas de trabajo así que empezó a cuidarlo a Antón. Lo cuidaba unas 15-20 horas semanales pero al poco tiempo le salió un trabajo full-time en lo suyo así que Antón empezó con Patricia.

A Patricia la conocí en la biblioteca –o en el parque– ya que cuida a unos mellizos de la edad de Antón. Ella buscaba sumar horas, y nosotros una babysitter copada.  De Ecuador, madre de tres, y muy despierta Patricia y Antón engancharon enseguida.  Paty –como se hace llamar– tendrá unos 35 años es súper energética y muy lúdica. Además, tiene un montón de amigas latinoamericanas que también trabajan de nanny así que salen en grupo con los niños en aventuras divertidísimas. Van al parque, a las plazas de juegos, al museo, al zoológico y hasta el acuario. Por las mañanas, Antón la espera feliz. Su único problema es que lunes, miércoles y viernes cuida a los melllizos full time así que para Antón está disponible martes y jueves solamente.

Además, cuando empezó a cuidar a Antón nos adelantó que en agosto (y parte de septiembre) estaría de viaje. O sea, a seguir entrevistando nannies.

 

Read Full Post »

Pasó mucho

Desde el viaje a Irlanda y el Reino Unido en mayo (ver post anterior) hasta hoy, pasó mucho.

Entre lo más destacado podría incluir nuestros cumpleaños (ambos celebrados en formato de picnic), nuevas amistades, salidas, mucho trabajo, un viaje a la Argentina y–años después de una inolvidable experiencia en la UBA– mi regreso a la docencia. Estuve a cargo de un curso sobre sociología de América Latina para 24 estudiantes universitarios de tercero o cuarto año. La experiencia estuvo bárbara pero quedé muerta. El curso duró un par de meses y daba ocho horas de clase por semana. Lo más difícil, sin embargo, era despertar el interés de los alumnos que en muchos casos cursaban por obligación. Creo que lo que más tiempo me demandó fue reunirme con algunos de ellos después de las clases, responder e-mails y corregir exámenes y trabajos.

Lo cierto es que mi experiencia docente durante el verano, y todo lo otro, en poco tiempo pasó a un segundo plano. Incluso a menos que eso, ya que a principios de junio me enteré de que ¡estaba embarazada!!! Así que si todo sigue como hasta ahora parece que los primeros días de febrero próximo seré mamá de un varón, un pequeñín que en los últimos días está moviéndose muchísimo. Como imaginarán, estoy feliz, feliz, feliz… y (en la semana 26 – algo así como de 6 meses y medio) con una panza enoooorme.

Habíamos pensado viajar a la Argentina para las fiestas de fin de año, sin embargo debimos cambiar de planes porque para entonces ya no me dejarían subir a un avión. Adelantamos entonces la visita para octubre y noviembre –y estas líneas, por lo tanto, las escribo desde la casa de mis padres en Buenos Aires. Una excelente decisión ya que la experiencia como embarazada en Buenos Aires es incomparable a la experiencia como embarazada en Nueva York pero eso lo dejo para otro post.

No prometo nada pero trataré de escribir con mayor frecuencia.

Read Full Post »

Protegido: Espontánea

Este contenido está protegido por contraseña. Para verlo introduce tu contraseña a continuación:

Read Full Post »

Older Posts »