Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 septiembre 2008

Fin de semana

Este fin de semana que pasó fue bastante peculiar. El viernes nos juntamos con amigos, en su mayoría de Argentina, para ver el debate entre Obama y McCain, comer empanadas y, más importante, festejar los 6 meses del único retoño del grupo.

El debate estuvo interesante. Fue el primero de tres entre los candidatos presidenciales. El foco estuvo en temas de política internacional y seguridad nacional (también debatieron la crisis/salvataje financiero pero esa parte me la perdí). También van a debatir (una vez, el jueves) Palin y Biden, candidata y candidato a vice. Me llamó mucho la atención que mientras los candidatos hablan, en la parte inferior de la pantalla se ven tres líneas de colores que representan a cada grupo de electores (demócratas, republicanos e independientes). De acuerdo a lo que van votando la audiencia las líneas de colores van subiendo o bajando y de ese modo mostrando el grado de aceptación o rechazo a las propuestas de parte de cada grupo de electoral. Distrae bastante y mucho no se entiende.

También me sorprendió que, más allá de lo reglamentario, los candidatos no se interrumpan. Es decir, aún cuando discutían temas en forma pasional se respetó el tiempo asignado a cada uno. Esto les permitía terminar de presentar y explicar una idea y, a nosotros como audiencia, entender mejor de qué hablan.

Por lo que leí por ahí, a Obama le fue mejor aún cuando este no era su fuerte… y a pesar de que McCain, cada vez que podía, decía “es que Obama no entiende”. Ya veremos como sigue.

El sábado fuimos a un casamiento. El primero en EEUU. Comimos, bebimos, bailamos y nos divertimos muchísimo. El formato fue similar a cualquier boda argentina. Creo que lo único diferente fue la duración: 4 horas (de 8pm a 12) que me pareció justo. Igual, al finalizar la fiesta, un grupo (junto con los recien casados) fuimos a un bar cercano a seguir festejando. Esta vez también cantamos porque era un canto-bar.

[Delante de cada plato había una cajita con confites como la que se ve en la foto]

Read Full Post »

El silencio no es porque tengo mucho trabajo, lo cual es cierto. Pasa que también estoy explorando mi primer ipod.

Para mi sorpresa, lo que más capturó mi atención son los podcasts. Para quien no esté familiarizado, los podcasts son algo así como programas de audio (grabaciones) de casi cualquier cosa que una pueda escuchar en un reproductor de Mp3 luego de bajarlos de internet. Como a un blog,  se puede suscribir a un podcast y recibir todas las actualizaciones. Por ejemplo, descubrí uno que produce la revista New Yorker. En este caso, durante unos 20 minutos, una persona lee un cuento o una breve historia que alguna vez salió publicado en la revista.

También encontré un podcast que reproduce un programa de radio local que me encanta. El programa -Story Corps- está los viernes en NPR (National Public Radio) y por el horario muchas veces me lo pierdo. Ya no. Story Corps trata de historias de la vida cotidiana y cualquier persona puede participar. Son conversaciones entre dos personas que se quieren o significan algo importante la una para la otra (madre hablando de su niñez con su hijo; un inmigrante contandole a un amigo como llegó a EEUU; una pareja recordando como se conoció). Son historias lindísimas, muy emotivas y, en general, fácil de entender así que también sirven para practicar inglés.

Específico sobre Nueva York, hay un podcast que produce el diario New York Times que se llama Only in New York. En este podcast un periodista relata alguna historia, nota, cuento que sólo ocurrió (o podría ocurrir) aquí. Otro sobre la ciudad que acabo de descubrir es New York Minute Show. Son datos, consejos, paseos, “tips” de un neoyorquino sobre cosas para hacer y ver en la ciudad. Muy bueno!

Read Full Post »

Hace algún tiempo tuve una discusión con otra argentina que vive acá acerca de los norteamericanos y los abrazos. El intercambio de opiniones comenzó cuando le dije que me llamaba mucho la atención que la gente acá se abraza mucho (aunque sea en forma superficial). Y, desde mi punto de vista, más que en Argentina. Según ella, todo lo contrario porque en Argentina nos abrazamos con frecuencia.

Acá, no es nada raro que al saludarte con un o una conocida, la persona a quien saludás -si es más o menos cercana- te abrace. De hecho, hace poco me di cuenta que ahora yo también abrazo más que antes y está buenísimo. No sé si conocen los manuales wiki de “How to something” (cómo hacer algo… lo que sea) están en inglés pero son muy recomendables. Explican cómo hacer o cómo se hace desde las cosas más insólitas, complejas hasta las más cotidianas y para algunas personas “obvias” – ver acá. Ayer me topé con éste que brinda un paso a paso sobre cómo abrazar.

Según el wiki hay unas cinco formas de abrazar: el abrazo familiar, el abrazo que muestra amor (tal vez pasión), el abrazo me gustás, el abrazo de amigo, el abrazo de amiga. En el sitio te dice paso a paso cómo se hace y al finalizar una serie de consejos y advertencias. Entre otras: “no confundas un abrazo de amistad con uno de pasión. Se te puede complicar”.

¿Qué culturas creen que abrazan más?

Read Full Post »

¿pre-embarazadas?

Hace algunas semanas se publicó un artículo sobre mujeres y medicamentos. Me enteré del tema porque se generó una discusión que, para mí, tomó un rumbo de lo más inesperado: cómo las mujeres somos tratadas por el sistema de salud durante nuestros años reproductivos.

En este artículo del New York Times (y en el podcast y todos los comentarios más abajo) publican la perspectiva de mujeres y especialistas sobre cómo, desde la medicina, nos suelen tratar como máquinas reproductoras. Es decir, el sistema de salud pone tanto énfasis en resguardar un hipotético y potencial feto que se descuida la integridad y la salud de la mujer en su totalidad.

Cuenta una especialista que para que una mujer pueda recibir la receta para determinados medicamentos debe presentar certificado de uso de métodos anticonceptivos y , todos los meses sin excpeción, presentarse en la clínica para someterse a una prueba de embarazo. Sólo ahí los o las médicas le pueden renovar la receta. No importa si nunca tuvo relaciones, si no tiene relaciones… etc.

Creo que me llamó la atención porque mi experiencia en la Argentina es completamente diferente. De hecho, en mi último viaje una médica me recetó un producto nada recomendable para embarazadas. La médica no me lo dijo, me enteré al leer el prospecto.

¿Qué opinan? ¿Les pasó algo así? ¿Creen que los/las médicas subestiman a sus pacientes?

Read Full Post »

De amigos

Desde el sábado estamos con una visita; nuestro querídisimo amigo el “Colo”. Ya es la segunda vez que viene a visitarnos y nos encanta. Su destino final es a Madrid pero aprovechó la combinación de vuelos para pasar a unos días con nosotros. M y yo, súper contentos. Además, nos trajo cosas que los dos necesitamos y acá no hay en todos lados: alfajores havanna para M y sopas knorr light para mí.

Estoy cumpliendo bastante bien con mi esquema de trabajo así que, aprovechando la visita del Colo, me permití (o me “premié”) varias salidas. Fuimos con varios amigos al patio cervecero de Astoria, a comer comida mexicana por el Lower East Side y lo mejor de todo fue a un bar chiquitito y escondido en Red Hook. Fuimos con una amiga que lo frecuenta y antes de ir nos anticipó “es como las peñas de Buenos Aires pero versión Nueva York”. Tal cual. Se llama Sunny’s bar y los sábados son de Jam. Es decir, los músicos van y tocan improvisando.

Llevé la cámara así que abajo pueden ver (o escuchar porque está un poco oscuro) unos segundos de lo que experimenté:

Read Full Post »

Notas al margen II

A propósito del post anterior. Se me ocurrió una forma para cumplir con el esquema de organización que me armé: otorgarme premios.

Es decir, si cumplo con las obligaciones de cada día durante una semana, para el fin de semana puedo:

a) programar una salida con amigos

b) visitar un museo, una galería de arte y comprar afiches o pinturas (cosas para decorar la casa que me encantan)

c) después de varias semanas de cumplir, programar una escapada de fin de semana

Y así…

Tal vez suene a que son cosas que una igual las haría pero en mi caso no es así. Al no tener un horario de trabajo, muchas veces paso todo el sábado y domingo trabajando. Es decir, tiendo a “no salir”, “no programar encuentros con amigos”, etc… porque al final de la semana siento que estoy atrasada y me quedo en casa trabajando.

Read Full Post »

La primera semana de “commuting” a la universidad me dejó exhausta. Vivo lejos del campus -a unas 55 millas o 90 kilómetros- pero el problema en realidad no es la distancia sino el transporte. Para ir hasta allá tomo un tren que es lento, tiene muy poca frecuencia y es caro, pero eso ya lo conté acá.

Así, el martes tenía que estar a las 9 de la mañana pero para llegar en hora tuve que tomar un tren que sale a las 5.50am. O sea, salí de casa a las 5 y pico de la mañana y , aunque mi día terminó a las 17, por el mismo problema, llegué a mi casa las 21.45 (por todo eso el semestre pasado optaba por dormir una vez a la semana en la oficina). Algo similar me pasó el miércoles y el jueves.

Me pasé casi todo el día de hoy recuperándome de los viajes (porque no es directo directo… en el trayecto cambio una o dos veces de tren). Lo bueno es que no tengo que ir todos los días sino que, en general, tres veces a la semana. A veces, dos.

Ahora bien, salvo por los días que voy a la universidad no tengo ninguna estructura de trabajo. Es decir, tengo que cumplir con informes, entregas, trabajo de investigación pero lo hago desde mi casa y cuando quiero. Está buenísimo, es cierto. Pero no es fácil organizarse y poder llevar una vida equilibrada. Así es que ayer, durante el viaje en tren (dos horas) pensé en distintas forma para distribuir el tiempo y cumplir con todo. Me quedó bárbaro, ahora ¿cómo hago para cumplir mi esquema?

En otro orden de cosas: la bonaerense no deja de sorprenderme.

Read Full Post »

Older Posts »