Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 abril 2008

Paso aviso:

Departamento en Sunnyside, New York City, disponible entre el 15 de junio y el 31 de julio.

Más información acá.

Read Full Post »

Sábados afuera

Hace varios días que casi no visito blogs, ni escribo en el propio (tampoco leo el diario, ni paseo por la web). Pasa que estoy leyendo y escribiendo mucho pero no acá. Además, el clima está tan lindo que cada minuto que tengo libre quiero salir.

Un poco por lo anterior, y otro poco porque los dos tenemos tendencia a trabajar sin parar, hace algunas semanas con M decidimos que todos los sábados vamos a salir -sí o sí- a conocer un rincón nuevo de la ciudad. Así, el sábado que pasó fuimos a conocer el jardín botánico de Nueva York. Es inmenso, repleto de jardines, árboles, plantas y flores de todas las regiones del mundo. Esta época es ideal porque hay miles de colores y todo está floreciendo.

A continuación, algunas fotos:

Read Full Post »

Jornaleros

Una persona muy criteriosa me llamó la atención sobre la posible doble interpretación de este video. Mi intención al publicarlo fue la de invitar a quienes no conocen la realidad de los trabajadores jornaleros (y jornaleras porque también las hay) a que se pongan por unos minutos en sus zapatos.

Todas las mañanas, cientos de trabajadores de América Latina se agrupan en diferentes esquinas de Nueva York esperando que algún contratista o potencial empleador los “elija” para trabajar por el día. Es una situación desagradable que pude ver en muchísimas ocasiones. Los contratistas se detienen unos minutos y a los gritos piden “un pintor, un electricista, etc” y luego de ver a los trabajadores que se ofrecen elijen a uno u otro de entre el montón.

Algo similar sucede en las esquinas donde paran mujeres sólo que en lugar de pintor o albañil buscan planchadora, niñera, cocinera.

Pocas personas saben del frío, los insultos, la falta de baños entre tantas otras molestias que sufren estas personas mientras esperan a que alguien “las elija”.

Cuando llega un contratista o potencial empleador las personas esperando se amontonan cerca del vehículo para “venderse” mejor. Se amontonan pero no se golpean, no se empujan. En el video parecen bestias pero en la realidad sólo se ve la desesperación y ansiedad por conseguir un trabajo.

Read Full Post »

Llegó la primavera

Me encanta Nueva York en primavera. Hasta hace unos días todavía estábamos en los bajo cero pero hoy salí de casa con mucha menos ropa y ví todos los árboles de la cuadra, del barrio con hojitas y flores multicolores. Lindísimo. Te dan ganas de quedarte afuera, que no es poco. Y creo que ahora, después de dos largos inviernos en Nueva York, entiendo esa sensación de alegría y felicidad que te produce la llegada del clima templado.

Toda esa introducción venía a propósito de que un día como hoy, pero distinto, porque era otoño y en Buenos Aires, M y yo hicimos una fiesta de casamiento. Estuvo divertidísima -lo aseguro- porque nos casó un gran amigo y además de la comida (asado), música y baile, hubo juegos. Fue en una quinta y después del almuerzo nos pusimos a jugar. Hubo carreras con esquíes colectivos, armado de rompecabezas gigantes, una estructura inflable con obstáculos, batallas con artefactos extraños y otras competencias (tipo “Jugate Conmigo“). Yo me divertí muchísimo.

Pero lo mejor de lo mejor es que cada día estoy más feliz.

Read Full Post »

Orgullo

“Mi descendiente está en el cuadro de honor”

Read Full Post »

Hace cinco años y algunos meses un frío viernes a la noche salí con un grupo de amigas por Palermo. Ahora no recuerdo bien pero creo que nos fuimos todas a AcaBar* y después a tomar algo.

A la hora de volver (cerca de las 3 o 4am) cuatro de nosotras empezamos a caminar por Honduras rumbo a Bonpland. Mientras cruzábamos la calle en esa esquina un grupo de jóvenes buenmozos, que caminaba en dirección opuesta se nos acercó.

El más apuesto de ellos me mira y dice “¿a dónde vas?”

Ni lenta ni perezosa le respondí “a donde vayas vos”.

Enseguida me tomó del brazo y en forma payasésca me acompañó unos metros y nos pusimos a charlar. ¿Tu nombre? ¿A qué te dedicas? ¿Edad?

Para la sorpresa de ambos teníamos muchísimas cosas en común.

Pocos minutos después mis amigas me dicen: ¿te quedás? Nosotras nos vamos. Decidí no quedarme, era todo demasiado loco. El jóven me pidió el telefóno, el email, mi dirección, algo… acepté darle mi email y el me escribió el suyo en un boleto de colectivo. Al aire, también le susurré 4823-XXXX … y me fui.

Una de las chicas era Marie, además de una de mis mejores amigas, mi apartment-mate. ¿Pero vos estás loca? ¿Cómo le vas a dar tus datos, tu email (creo que no sabía lo del teléfono) a un desconocido?

Al día siguiente recibí un email del desconocido.

No sólo escribía bien sino que, para mi sorpresa, recordaba mi número de teléfono.

Me llamó y hablamos horas. A pesar de los reiterados consejos de Marie (y un poco de miedo de mi parte) acepté encontrarme con M en la Avenida Santa Fe y Thames para ir juntos a cenar. No sé a dónde fuimos ni qué comimos porque era un día de semana -tipo martes- y todo estaba cerrado. Sólo recuerdo que no quería que la noche se terminara. Hablábamos de libros, cine, política… de todo. Después de cenar fuimos a tomar algo y quedamos en volver a vernos.

El 15 de octubre, a menos de dos meses de conocernos, ya habíamos decidido (que en cuanto fuera posible) nos mudábamos juntos.

*Acabar es un restaurante en Palermo (Honduras 5733), Buenos Aires. Si podés, andá que está bueno y como dice Marie, tal vez en la esquina también encuentres al amor de tu vida.

Inicio meme

Así como yo conté “mi historia” me gustaría que Juani, Rosario, Laura, Perica, Maggie, Loli y quienes quieran prenderse cuenten la propia.

Update: recomiendo la historia de mi prima Julia en Ternera Reina.

Read Full Post »

De mudanzas

Ayer, hablando con una amiga, me acordé que más o menos por esta fecha -hace cinco años- M y yo nos fuimos a vivir juntos. En realidad, estábamos “por” ir a vivir juntos; andábamos medio de nómades mientras terminábamos con los arreglos de la casa a donde nos íbamos a mudar. Los arreglos tardaron varias semanas, que parecieron años… Hoy, no puedo imaginarme la vida, Nueva York, sin M.

La conversación anterior me recordó a nuestra segunda mudanza: Buenos Aires-Nueva York el 5 de agosto de 2006. Hace un tiempo conté lo difícil que es conseguir vivienda en esta ciudad (ver acá y acá). Lo que no conté, es cómo elegir en qué barrio vivir. Nosotros decidimos en función de los precios, acceso al transporte (subte pero también tren) y distancia a nuestros potenciales trabajos.

La ciudad de Nueva York está dividida en cinco condados: Manhattan, Bronx, Staten Island, Queens y Brooklyn. Manhattan lo descartamos porque, salvo Washington Heights, Inwood y algunas zonas de Harlem (tal vez se me escapa alguno) –que para mí trabajo era demasiado lejos-, es impagable. El Bronx y Staten Island, descartados también por distancia. Así, la decisión estaba entre Brooklyn y Queens que tienen suficiente variedad interna como para encontrar algo lindo y a precios razonables. Había que acotar la búsqueda (por razones de eficiencia). Así que empezamos por Queens ya que es ahí donde estábamos parando y algunos barrios nos gustaron y se adaptaban a nuestras necesidades. Zonas equivalentes en Brooklyn parecían (y de hecho son) bastante más caras.

Y  hasta acá llegamos:

Sunnyside, Woodside (vivimos en la frontera de estos dos barrios).

Read Full Post »

Older Posts »