Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 25 agosto 2011

Babysitting Antón II

Conseguir una babysitter copada no es fácil. Además, hay un tema económico. La mayoría quiere trabajar un mínimo de 5-6 horas diarias y varios días a la semana. Ese, en realidad, es nuestro gran problema.

Para los nanny share, teníamos que comprometernos a unas 40 o 50 horas semanales y no podíamos.

Ahora bien, uno de los nanny shares que no funcionó durante el invierno (por la cantidad de horas requeridas), se nos “re-abrió” para el verano porque una de las familias decidió suspender durante el verano. Es así que en julio Antón se sumó a Hannah y Noah algunos días de la semana. Hannah, la babysitter, es de Trinidad y tiene mucha experiencia. Trabajó en guardería y cuida a Noah –cuatro meses mayor que Antón– desde que nació. Además de ser una profesional y tener una gran muñeca, Hannah y Noah hablan en inglés que para nosotros es un plus.

El tema es que Hannah solo puede cuidar a Noah y a Antón juntos algunas mañanas (el día varía cada semana) así que seguíamos necesitando otra babysitter o, mejor aún, una guardería. El tema guardería es para otro post pero puedo adelantar que visitamos, llamamos y nos anotamos en muchísimas listas de espera.

Hannah nos recomendó a su sobrina Chrystal para que cuide a Antón los días que ella o Paty no podían.

Chrystal es una chica joven (24 años) y aunque tiene algo de experiencia, parece un poco insegura. A Antón le costó bastante adaptarse a Chrystal pero ahora son buenos amigos. Chrystal también es de Trinidad y habla con Antón en inglés.

Así, durante el verano, Antón alternó días con Paty, Hannah y Chrystal.

La próxima semana termina su ciclo con Hannah y Noah –sigue unas semanas más con Chrystal hasta que vuelva Paty de viaje– y… empieza part-time en un jardín: Natalie’s Sunflower

Vamos Antu!

Anuncios

Read Full Post »

Update

Antón hoy (ayer). 18 meses.

Read Full Post »

Babysitting Antón I

Luego de dos intentos fallidos en  guardería (entre los 6 y los 10 meses), finalmente comprendimos porque motivo casi todas las familias en Brooklyn tienen nanny, babysitter o algo del estilo.

Más o menos cuando Antón tenía 11 meses intentamos comenzar un nanny-share que es un arreglo entre dos familias con niños de edades similares para que los cuide la misma persona al mismo tiempo. De ese modo, se reduce el costo para cada familia y los chicos tienen un amigo/a para jugar.

En ese momento la idea era genial. Henry, el otro nene, tenía 13 meses y vivía a muy poquitas cuadras de casa. La idea era que hagan base en la otra casa y la niñera los paseara juntos por el barrio. Desafortunadamente, no nos gustó la niñera que ellos eligieron y el acuerdó se rompió.

Intentamos buscar otros nanny shares pero ya sea por estilos de vida, por gustos, o simplemente por horarios, no conseguimos.

Así, llegamos a Barbara.

Barbara es una amiga argentina. Amiga de una amiga. Antropóloga y especialista en nutrición necesitaba agregar horas de trabajo así que empezó a cuidarlo a Antón. Lo cuidaba unas 15-20 horas semanales pero al poco tiempo le salió un trabajo full-time en lo suyo así que Antón empezó con Patricia.

A Patricia la conocí en la biblioteca –o en el parque– ya que cuida a unos mellizos de la edad de Antón. Ella buscaba sumar horas, y nosotros una babysitter copada.  De Ecuador, madre de tres, y muy despierta Patricia y Antón engancharon enseguida.  Paty –como se hace llamar– tendrá unos 35 años es súper energética y muy lúdica. Además, tiene un montón de amigas latinoamericanas que también trabajan de nanny así que salen en grupo con los niños en aventuras divertidísimas. Van al parque, a las plazas de juegos, al museo, al zoológico y hasta el acuario. Por las mañanas, Antón la espera feliz. Su único problema es que lunes, miércoles y viernes cuida a los melllizos full time así que para Antón está disponible martes y jueves solamente.

Además, cuando empezó a cuidar a Antón nos adelantó que en agosto (y parte de septiembre) estaría de viaje. O sea, a seguir entrevistando nannies.

 

Read Full Post »