Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 marzo 2007

Trabajo

Estoy leyendo varios libros sobre la historia y las transformaciones en las relaciones de trabajo (explotación) en el capitalismo mundial. Un caso que me llama la atención es el de la empresa Wal-Mart. En la Argentina hay varios locales pero no son tan populares como acá.

Los Wal-Mart se caracterizan por sus precios irrisorios y por ser el mayor empleador de EEUU (¿del mundo?) pero también por pagar los salarios más bajos posibles, por eliminar toda competencia, por hacer uso de las nuevas tecnologías de la información para controlar al personal y por centralizar toda información de las ventas que realiza en cada país en la sede Arkansas.

Es decir, para mantener sus precios bajos bajísimos, Wal-Mart paga salarios miserables, brinda mínimos seguros sociales y hace hasta lo imposible para evitar la sindicalización de los trabajadores. Además, utiliza las técnicas más sofisticadas para atomizar a los empleados, vigilarlos y controlarlos en el día a día.

Aún así, el año pasado Clarín calificó a Wal-Mart en Argentina como el “mejor lugar para trabajar”.

Anuncios

Read Full Post »

Rodent problem

El otro día al salir de casa encontré el siguiente cartel en la puerta del edificio:

hunter-048.jpg

Read Full Post »

Fin de semana en Catskill

Ando con fiaca, mucha. Por eso hace días que no escribo. Bueno, también porque estoy con mucho trabajo y porque el fin de semana nos escapamos a Catskill (norte de Nueva York) a esquiar.

En contra de todas las apuestas, especialmente la mía, esquiar me gustó mucho. Tenía mucho a mi favor pero aún así creí que no lo iba a disfrutar.

Resulta que Manuela, una amiga de mi hermano, vino en diciembre a Nueva York (el estado, no la ciudad) para juntar unos dólares trabajando hasta abril en un centro de esquí.  La piba es un encanto y luego de intercambiar emails y datos de la ciudad pasó un par de días en casa.

Ahí nos ofreció pasar un fin de semana esquiando.  La oferta no era para depreciar ya que incluía ropa, esquíes, pases para subir en todas las aerosillas, clases de esquí y comidas gratis. Es decir, sólo pagamos el pasaje hasta las montañas.

Ahora bien, “empezar” a esquiar no es nada fácil. El trámite desde el mostrador del complejo de esquí hasta la pista es largo y tedioso. Tuvimos que completar formularios, leer instructivos, firmar documentos, ponernos ropa especial, guantes, antiparras, gorro y, lo más difícil, encontrar las botas y los esquíes apropiados.

Me probé tres pares de botas hasta que encontré mi número (7 y medio).  Las botas para esquí son terriblemente incómodas y aprender a ponértelas requiere un curso.

nordica-beast12.jpg

Por todo eso, y en especial después de tanto rodeo, creo que esquiar me gustó tanto porque estábamos juntos (M y yo) en un lugar hermoso, todo pago y yo tuve un instructor sensacional!

Read Full Post »

Hace casi 8 meses, M y yo, llegamos a New York City por primera vez. Aunque el idioma no era un obstáculo, las dimensiones de la ciudad (en espacio y población) y los precios nos parecieron inabarcables.

No teníamos computadora ni teléfono y no sabíamos por dónde, en qué barrio, empezar a buscar un departamento. Tampoco sabíamos cómo hacer para alquilar… en rigor de verdad, sólo teníamos una muy vaga e imprecisa idea de todo. Inmediatamente entendí porque te recomiendan contratar vivienda desde la Argentina y en el campus de la universidad.

Lo que sí teníamos era el teléfono de una argentina, estudiante en mi programa, con la que habíamos intercambiado emails. Cuando bajamos del primer tren decidimos llamarla. Nos atendió una amiga suya de Chile y ahí nos enteramos que nuestro “contacto” estaba de vacaciones. Ya desesperados le pedimos a la chilena que nos explique por dónde y cómo empezar.

Un llamado fue suficiente… Ese día conocimos a un grupo de latinoamericanos que nos dieron una mano para instalarnos y conocer todos los encantos y secretos de la ciudad.

Nos explicaron cómo proceder para alquilar un departamento (tarea para nada sencilla cuando uno es inmigrante), cómo abrir una cuenta bancaria, como conseguir algún tipo de documento local y en especial nos dieron un lugar en dónde quedarnos mientras buscábamos algo propio.

Estuvimos un mes (y tres días) deambulando de casa en casa con dos de las cuatro valijas que trajimos cerradas, o mejor dicho, selladas con un envoltorio de plástico que le pusimos en Ezeiza. Somos exigentes pero en serio no encontrábamos nada “vivible”.

La vida de nómada fue bastante desagradable porque buscando departamentos, y tratando de no molestar tanto, pasábamos casi todo el día en la calle. Además, la plata volaba y parecía que todas las inmobiliarias querían estafarnos. Aún así, estar con nuestros nuevos amigos latinos hizo todo mucho más sencillo.

Aunque nos conocimos acá nos abrieron las puertas de sus casas, sus cuartos, sus heladeras, nos llevaron a pasear, nos prestaron sus tarjetas de crédito, nos presentaron a sus amigos…

Dudo que sea algo cultural como suelo escuchar (que los latinos somos más solidarios). Tal vez fue pura suerte. Como sea, estoy eternamente agradecida.

Read Full Post »

HOV

19-de-octubre-de-2006-002.jpg

En varias autopistas vi unos carteles que me llamaron la atención. Son señales que hacen referencia a los carriles HOV High Occupancy Vehicles (vehículos con varios pasajeros). Con los HOV se intenta reducir la congestión de tránsito en las grandes ciudades ya que en los carriles HOV sólo pueden circular vehículos con más de dos o tres pasajeros (varía de autopista en autopista).

La primera vez que vi el cartel me pareció genial: Además de descongestionar el tránsito, y reducir los niveles de polución, con los HOV también se puede fomentar la solidaridad (si la idea es que varias personas compartan un auto).

Ahora bien, explorando un poco más me enteré que la medida no es muy efectiva. La mayoría de las personas que viajan en el mismo auto viven en el mismo hogar. Por otro lado, parece que el costo (en tiempo y esfuerzo) de coordinar con quien compartir el viaje es tan alto que la gente prefiere no hacerlo.

Una propuesta alternativa es poner una tarifa para los vehículos que circulan en horarios pico con menos de tres personas. Dicen que sería muy fácil de implementar (dadas las nuevas teconlogías) pero es tan poco popular que ningún político la quiere adoptar como propia.

La conclusión es que el tránsito en Nueva York es un infierno.

Read Full Post »

No tan inútil o…

Perdí dos horas tratando de cambiar la fuckin bombita de luz pero finalmente lo logré… YEAH!

Read Full Post »

Inútil

No puedo cambiar la bombita del baño. Que inútil! Algo tan simple y no puedo hacerlo sola. Fui a pedirle a Pascal, el encargado de mi edificio, que me preste una escalera pero igual no llego (por la altura) a desenroscar el aplique.

Read Full Post »

Older Posts »