Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27 febrero 2009

Esta semana: garbanzos

Me encanta cocinar. Supongo que los invierno largos y la vida de estudiante/investigadora también ayudan ya que paso horas (días) sin salir de casa. Mi dedicación al tema es tal que mudé mi escritorio a la mesa de la cocina. A M no le encanta (y confieso que los fines puramente estéticos no queda muy bien) pero es muy práctico. Cada vez que me tomo un recreo, doro una cebolla, pelo una papa, hiervo un huevo, etcétera.
img_5307
La cuestión es que desde hace un buen tiempo estoy “a full” con la cocina natural. Tengo varios libros y lo que hago es comprar algún ingrediente y probar varias recetas diferentes centradas en ese producto (lo hago de este modo porque solo somos dos y acá todos los paquetes son enormes).

Esta semana, por ejemplo, estoy con los garbanzos. Anoche hice unas hamburguesas de garbanzos que quedaron riquísimas (con garbanzos también cociné unas ensaladas, hummus, un revuelto con espinaca y los usé en sopas… pero lo dejo para otros posts).

Para quien tenga ganas de probar las hamburguesas, acá les paso la receta:

Ingredientes

2 ½ tazas de garbanzos (ya cocinados o de lata)

1 taza de pan rallado (también puede ser harina integral)

½ taza de cilantro picado (ojo que no es igual al perejil)

1 Cebolla picada

4 huevos

Cáscara rallada de un limón

1 taza de brócoli picado

sal y pimienta

Preparación

Triturar (mezclar, procesar) los huevos, los garbanzos y la sal en un bol hasta que queden tipo pasta. Agregar el cilantro, la cebolla, la ralladura de limón y el brócoli. Mezclar todos los ingredientes y agregar el pan rallado. Esperar unos minutos hasta que absorba un poco de la humedad de los otros ingredientes y mezclar todo.
img_5299
Con esa mezcolanza se pueden armar las hamburguesas para poner en una fuente con un poquitito de aceite y al horno. Unos minutos de cada lado y listo!

Para acompañarlas puede ser más brócoli, alguna ensalda, puré de calabaza y/o papa, o lo que sea…

Para las hamburguesas me inspiré en la receta del libro Super Natural Cooking de Heidi Swanson.

Anuncios

Read Full Post »

Pedigüeña

Hay una ardilla que todos los días se para en la ventana de mi cocina esperando que le demos algo para comer. Como mi vecino y yo le damos, viene siempre. Es más, cuando el sol da en mi ventana, se recuesta ahí a descansar.

img_5281

img_5282

Ah, mi vecino le da nueces, almendras pero yo un puñadito de cualquier cosa que tenga para desayunar (me refiero a granola, semillas de girasol, etc). Una vez, le di un pedazo de alfajor havana de chocolate y le encantó.

Read Full Post »

Zumba

Hace tres semanas empecé a tomar una clase en mi gimnasio de un extraño híbrido que denominan zumba. Es una mezcla de aerobics con danzas del estilo salsa, cumbia, merengue, hip hop y reggaeton.

club YMCAAlgunos de esos ritmos me encantan y como soy pésima bailando me pareció una oportunidad única para mover el cuerpo y aprender cómo hacerlo –aunque sea con algo de gracia. A la primera clase fui súper entusiasmada. Pero me duró poco. La profesora tiene menos onda que los templetes de blogger (jeje), la música la elige ella así que es horripilante (predominan las canciones del estilo “a mover el pum, pum, pum…” o “mueve esa colita…” que se pueden escuchar una o dos veces pero a la tercera clase te queres matar) y está repleto de gente por lo que hay que hacer contorsionismo para seguir a la profesora.

A pesar de todo eso, sigo yendo. No es de masoquista pero siento que estoy ejercitando músculos que hace años tengo en reposo. Además, a cada clase llego con la esperanza de que cambie la selección de música (porque desde que empecé siempre usó el mismo compilado). To be continued.

Update

Abajo subí un video de la clase. Son unos pocos segundos porque no me animaba a filmar pero tal vez sea suficiente.

En cuanto a la música. Me parece que siempre pone la misma porque así no tiene que aprender/enseñar nuevos pasos. Por eso, y porque la profesora no parece ser muy abierta a las sugerencias, es que no le “propongo” otros temas.

Read Full Post »

Mi San Valentín ideal

En los comentarios al post anterior, “Yo” me pregunta cuál es mi ideal de San Valentín.

Mi idea de algo romántico creo que pasa por compartir una tarde en un museo, un cocktail en un bar, una caminata, cocinar algo especial para M, o simplemente mirar una película juntos (siempre solos) en casa. Es raro porque todas esas cosas seguro que para muchos también son románticas pero para el mundo del marketing no se relacionan en forma directa con la celebración amor –en este caso con San Valentín.

Parece que sólo debemos celebrar con cosas (flores, bombones, globos, ositos, joyas, cenas) que entran en el estereotipo de lo que le gusta a las mujeres. Tal vez sea mi impresión pero tengo la sensación de que otras demostraciones de amor no son válidas.

No quiero meterme en la cuestión de si es o no necesario que exista un día para festejar el amor. A mí me gusta y trato de festejarlo sin entrar en toda la cuestión comercial que lo rodea. Igual, no es fácil.

Este 14 de febrero hice un súper desayuno en casa para dos (con tostadas, jugo, panqueques, torta y omellete – todo casero) y después salimos a pasear por la ciudad.

Read Full Post »

San Valentín – la previa

Hoy es San Valentín. Muchos lo entienden como un día para expresar el amor que sienten por alguien con corazones, bombones, flores y ositos (la ciudad está tapada de esas cosas)… Aunque todo eso no me disgusta, no es esa la forma en la que a mi me gusta celebrar el amor.

Mi idea de San Valentín es diferente. Un poco con eso en mente, y otro poco porque todas las cosas raras, excéntricas, tontas y absurdas me divierten mucho, el jueves a la noche con dos amigas fuimos a un taller para escribir cartas eróticas. La idea me pareció divertidísima y si aprendía algo tanto mejor. Además, durante la clase servían cocktails especiales para la ocasión.

img_5237La verdad es que no aprendí mucho sobre redacción de cartas. La profesora –parece que es una muy conocida escritora de cuentos eróticos– resultó no ser muy buena docente, pero escuché unas historias buenísimas, me regalaron libros de cuentos eróticos, conocí un grupo de personajes rarísimos y me divertí a lo grande con mis amigas.

Read Full Post »

Cuando empecé con el blog lo hice un poco a escondidas, con un pseudónimo, para animarme a contar  mis experiencias cotidianas como argentina en Nueva York.  Por supuesto, el anonimato no duró mucho. Aun así intenté seguir escribiendo, pero no fue lo mismo. De a poco fui limitando lo que contaba y reduciendo la frecuencia. Hasta que al final, en noviembre pasado, abandoné.

Casi todo los días veo, escucho, leo, encuentro cosas que me encantaría compartir con mi familia y mis amigos. Cosas que, muy probablemente, no interesen –o aburran– al resto de la humanidad pero yo quiero contarle a mi gente. No sirvo para el teléfono o el skype y los emails siempre me quedan demasiado largos. Por eso, y porque me encanta escribir, decidí volver “con restricciones”. En esta ocasión, y al menos por ahora, chilisoup estará abierto solo a quienes yo invite.

Update

Intenté restringir la entrada y lectura del blog pero fue casi imposible. Sólo podían ingresar quienes tienen cuenta en wordpress y sólo después de entrar a la cuenta. Me pareció tan incómodo que decidí seguir con chilisoup apto para todo público. Pero insisto, este es un blog personal y es muy probable que lo que cuente no te interese. Si aun querés seguir leyendo, bienvenida/o.

Read Full Post »